Leyendas urbanas – El hombre pajaro

mayo 22, 2009

Estando navegando por el google earth checando si a mi casa se le nota la construcción no autorizada, comenze a ver las zonas turisticas en Mty y esto me llevo a la cueva del hombre pajaro, otros le dicen la cueva de agapito, total no se ponen de acuerdo así que hoy será el hogar del emplumado.

cueva

Quise documentarme y escribir un post con sustancia, pero despues de mucho buscar encontre solo una pagina de dudosa procedencia en donde narra como el gobierno se pensaba colgar de esta leyenda y usarla como ardid publicitario y asi obtener ganancias gracias al turismo, historias de como el hombre pajaro era la excusa perfecta para cuando una chamaca salía con su domingo 7 ó de como era considerado un juego de palabras en donde las solteronas querían ser posesas por un hombre con un “gran pajaro”, así como de testimonios de gente humilde que aseguro haber visto al hombre pajaro escapando despues de que le aventaron un piedra.

Estos son algunos de los testimonios:

Los casos que vamos a describir serían descartados por una gran mayoría como totalmente increíbles, ya que se trata de historias fantásticas de seres de aspecto humano provistos de alas. No obstante, han sido narrados por personas corrientes, sinceras.

El 18 de setiembre de 1877, en Marín, N. L. fue visto un ser humano alado sobre la Iglesia que se encuentra a un costado de la plaza principal. No se dispone más que de unos pocos detalles, pero una figura similar fue observada en setiembre de 1880, no muy lejos, exactamente en la población de Higueras, N. L.

Las visiones de humanoides alados parecen estar más ampliamente distribuidas en estas poblaciones que las de aves gigantescas y supuestos pterodáctilos. El siguiente informe nos llega desde Villa de García, N. L., a unos 20 kms. de la ciudad de Monterrey, N. L. Méx.. El 11 de julio de 1908,
un hombre que caminaba por el paraje montañoso conocido como La Huasteca cuando de pronto vio lo que parecía ser una huella de pie humano en el camino. Su perro empezó a actuar de forma extraña, y oyó cómo algo rebullía entre las matas. Al cabo de varios minutos, el caminante, Don Pantaleón Magaña, arrojó una piedra hacia la criatura invisible, e inmediatamente oyó el ruido de un batir de alas y vio que algo “grande y oscuro” volaba hacia el río. Por desgracia, no pudo obtener más detalles a causa de la niebla. Más tarde, cuando Don Pantaleón explicó a sus vecinos lo que había ocurrido, éstos identificaron la criatura como “un hombre que podía volar por el aire”, caso bien conocido entre los cazadores de la región.

Igual si en el respetable hay alguna persona que de información sobre este mito pues comente sobre eso y si la historia viene acompañada con alguna foto que mejor, nada mas no salgan que el de abajo es el hombre pajaro…

El hombre pajaro

no mamar.